Tratamiento luego de la cirugía

Un tratamiento posoperatorio adecuado,  es un complemento esencial de cualquier intervención pilonidal. Se debe continuar con el lavado del área intervenida,y el vendaje y remoción de pelo local, de forma continua y una observación continua por parte del cirujano tratante, hasta que se logre la completa cicatrización de las heridas.

Las siguientes recomendaciones se aplican a pacientes luego de una cirugía mínima, y también para aquellos que han pasado por intervenciones de escisión amplia (abierta y cerrada). Obviamente, las instrucciones dadas por el cirujano tratante tienen prioridad sobre estas.

lavar despues de operacion pilonidal
vendaje post pilonidal operacion

Principios de autocuidado luego de la cirugía:

 

1. Lavar el área operada con agua tibia y jabón regular, tres veces al día, comenzando el día de la operación. Este lavado se realiza mejor en posición de cuclillas, empleando un chorro de agua tibia proveniente de una ducha manual.

2. El sitio intervenido debe ser cubierto constantemente. Se deben colocar gasas secas de 10 × 10 cm en el medio y a lo largo de la parte inferior de la hendidura natal. Las gasas se mantienen en su lugar, mediante el uso de cinta adhesiva (esparadrapo. Nota del traductor). El propósito del vendaje, es la absorción de las secreciones quirúrgicas. Adicionalmente, al separar los glúteos, las vendas permiten la ventilación de las heridas y un mejor drenaje de las cavidades subyacentes. El vendaje, también previene el ingreso de pelos dentro de las heridas recientes, lo cual puede generar una persistencia de la enfermedad. El vendaje debe usarse continuamente durante las 24 horas del día (excepto durante el lavado).

3. Se puede requerir un afeitado posoperatorio de la hendidura natal en algunos pacientes, hasta la cicatrización. La necesidad de un afeitado, se determinará durante la primera cita de control posoperatorio. Aún no existe prueba de que la depilación continua, luego del período de cicatrización, mejore las probabilidades de la cura permanente.

4. El dolor posoperatorio leve, se puede tratar mediante el uso de analgésicos de venta libre (Paracetamol, Dipirona). En el caso de dolor moderado o severo, se deben emplear medicamentos de prescripción (Ibuprofeno). Obviamente, se debe evitar cualquier medicamento que ocasione una reacción alérgica.

5. Se deben evitar algunas actividades deportivas, trote y el uso de piscinas públicas, hasta la cicatrización completa.

6. Contactar con el cirujano encargado en caso de fiebre posoperatoria por encima de los 38°, incremento del dolor, hinchazón progresiva de la zona operada o sangrado de las heridas, cuando este no se detiene luego de la aplicación de vendajes gruesos y presión local.

7. No olvidar las citas de control posoperatorio. Su propósito es descartar signos de infección, retirar pelo que pueda invadir las heridas y renovar las instrucciones de tratamiento según el progreso de la cicatrización.

 

Los pacientes que no regresan por sus citas de control y no siguen las instrucciones post tratamiento, tienen un riesgo incrementado de fracaso de la curación y recurrencia de la enfermedad.

pilonidalsinus.org
Layer%25202%2520copy_edited_edited.png