Factores de riesgo para la formación de la enfermedad pilonidal

1. Infección de las glándulas sebáceas de la piel (foliculitis). Esta infección es común en adolescentes (espinillas, acné) y también es común en personas proclives a infecciones de piel en la espalda, axilas y pliegues en la ingle (en enfermedades como la hidra adenitis supurativa y el acné severo).

2. Tendencia genética o hereditaria. Algunas personas que padecen de enfermedad pilonidal tienen familiares cercanos con la misma enfermedad.

3. Cambios hormonales o endocrinos ocurridos durante la adolescencia.

4. Sobrepeso. Las personas obesas pueden tener la hendidura natal más profunda, húmeda y menos ventilada, creando un entorno ideal para la proliferación bacteriana y ocasionando maceración de la piel e infección.

5. El tabaquismo incrementa la tendencia a sufrir infecciones de piel (probablemente al comprometer el sistema inmune que responde a las infecciones de piel).

6. Lesión local permanente. Durante la Segunda Guerra Mundial, la enfermedad pilonidal fue llamada “la enfermedad de los conductores de jeep”) y fue atribuida al daño causado por largos viajes en jeeps. Un estudio que examinó a jóvenes durante su servicio militar, halló que la enfermedad pilonidal era más común en quienes tenían ocupaciones que involucraban la conducción de vehículos.

7. La higiene personal inadecuada podría contribuir a la formación pilonidal.

8. Las ropas ajustadas podrían promover una infección local al comprimir los glúteos entre sí, evitando la ventilación de la hendidura.

9. Cirugía pilonidal previa. La tasa de recurrencia de la enfermedad pilonidal después de la cirugía puede llegar a un 20-40%.

10. La pilosidad abundante, en especial de pelos oscuros o negros, puede contribuir a la formación pilonidal.

11. Una combinación de los factores mencionados anteriormente y la influencia entre ellos.

pilonidalsinus.org
Layer%25202%2520copy_edited_edited.png